Afectuosa Ceremonia de Graduación de Bachillerato


El Salón Isla del Amor del Arrecife Gran Hotel fue el escenario elegido para la emotiva graduación de los alumnos de la XVI Promoción del Bachillerato Nacional y la Segunda del Internacional, del Colegio Arenas Internacional de costa Teguise.



Amigos, familiares, profesores y personal no docente del Centro educativo se volvieron a dar cita el 24 de mayo para arropar y acompañar a los 27 alumnos que recibieron sus Becas y Orlas en una calurosa ceremonia que estuvo presidida por la Viceconsejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Manuela Armas y por el Director General de los Colegios Arenas Alberto Rodríguez.

La Ceremonia, que atestigua el final de una etapa académica y personal en el centro y da paso a un futuro lleno de posibilidades contó también con la participación de la Directora del Colegio Arenas Internacional Delfina Rodríguez y de Valena Isabel Seguí Kienzie en representación de los alumnos que se graduaban.

 Los distintos discursos estuvieron intercalados con la proyección de imágenes que recorrían el paso por el Colegio de los alumnos que se graduaban, y por las actuaciones musicales de la Coral Polifónica de San Ginés; concluyendo con un cóctel para todos los invitados, emocionados familiares y amigos de los orlados que les acompañaron en este día tan importante.

 La apertura del acto estuvo a cargo de Delfina Rodríguez, quien abogó por una “educación humanista, en el que nuestros alumnos se formen en valores que puedan cambiar la sociedad”. “Nuestro Proyecto educativo, dijo, está enfocado a “construir seres diferentes, con capacidad de iniciativa. Podrá parecer raro pero será esta legítima rareza en los alumnos la que se convierta en fuente de libertad y de fecundidad social”.

Valena Seguí en nombre de sus compañeros de promoción hizo un repaso por las anécdotas y experiencias vividas durante su estancia en el Colegio iniciando su discurso con estas emotivas palabras: “ Pensamos en los años que hemos deseado que este momento llegara, y nuestro sentimiento es contradictorio, nos vemos  donde siempre habíamos soñado estar y, al mismo tiempo, queremos volver a tener cinco años, aquella edad  en la que sólo teníamos que preocuparnos por no salirnos de la raya de un dibujo y en la que la inocencia impregnaba todos nuestros juegos y conversaciones”. Además, animó a sus compañeros y amigos a no olvidarse de lo aprendido manifestando que “tenemos18 años y ha llegado  el momento de comenzar a tomar decisiones importantes. Una nueva vida universitaria nos espera, y muchos amigos que aún están por conocer. A veces será fácil, otras difícil, pero lo que no nos cabe duda es de  gracias a ustedes, padres y profesores,  estamos preparados para afrontar con valentía, ilusión y responsabilidad  la nueva etapa que nos espera”.

Por su parte, el Director General de los Colegios Arenas Alberto Rodríguez manifestó que la Ceremonia de Graduación es la conmemoración del final de una etapa en el Colegio en el que han establecido los cimientos de su personalidad y han adquirido una formación que les habilita para la Universidad. “Han sido unos años muy fructíferos, dijo, en algunos casos toda la vida, de convivencia, fraguar amistades, desarrollar valores…, adquiriendo así una amplia formación académica fundamentada en un alto estándar de exigencia, que les abre la puerta grande de la Universidad”.

Tras felicitar a los alumnos y agradecer a los padres la confianza depositado en el Colegio y el fluido trabajo conjunto realizado con el que se ha conseguido no sólo una excelente formación de los graduados sino también que sean buenas personas, Alberto Rodríguez mostró su solidaridad con los más de seis millones de parados que hay en España y recordó que “como Colegios solidarios hemos incrementado durante este año nuestra colaboración con ONGS como UNICEF, Save of the children, Cruz Roja, Cáritas, San Juan de Dios, etc., y continuaremos haciéndolo en el futuro”.

Durante su intervención recordó también los buenos resultados obtenidos en las pruebas externas de idiomas, de la apuesta por importantes innovaciones educativas y metodológicas, como el Bachillerato Internacional impartido en el Arenas Atlántico y el Arenas Internacional, y próximamente también en el Arenas Sur; la aplicación de metodologías internacionales en Infantil y Primaria; la impartición del Chino Mandarín o de UCMAS dentro del Currículum, entre otras; así como de los proyectos de mejoras en infraestructuras y renovación de recursos en los Centros Arenas. En el caso del Internacional dijo que “cabe destacar la inminente licencia para la construcción del pabellón deportivo y piscina, así como la remodelación del Toca Sport, entre otros”.

Tuvo palabras muy emotivas para su padre Bernardo Rodríguez a quien definió como “una persona muy emprendedora sin la que el crecimiento de los Colegios Arenas no hubiera sido posible. Gran parte de lo que somos hoy se lo debemos a él. Ha estado detrás de la creación del Arenas Atlántico, del Arenas Sur y del Arenas Internacional, y ahora también lo está del que construiremos en Fuerteventura”.

Agradeció también al personal docente y no docente de los Colegios Arenas su implicación y preparación continua, sin la que no hubiera sido posible el desarrollo y éxito de los Centros. Finalizó su discurso animando a todos a continuar formándose y fijándose nuevas metas puesto que “en medio de la crisis que nos azota, la formación cobra vital importancia. El futuro será para los que estén mejor formados, de aquellos más íntegros, con más imaginación, constancia y capacidad de esfuerzo”.

Tras el acto protocolario de imposición de Becas y entrega de Orlas, tomó la palabra la Viceconsejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias Manuela de Armas quien tras felicitar a todos por la ceremonia, se dirigió directamente a los alumnos graduados diciéndoles que “un acto de graduación de bachillerato no es sólo un acontecimiento puntual en el historial académico, sino que es algo trascendente, por su significado vital, por tratarse del peldaño último de una parte de sus vidas y el primero de otra tan apasionante como esencial”. “Hoy reconocemos su madurez intelectual y su capacidad para afrontar nuevos retos, para avanzar en las distintas vías de formación posibles, o incluso para integrarse en un mercado laboral cada vez más competitivo… en cualquier caso han recibido las herramientas necesarias para afrontarlas con éxito, enriquecidas con el carácter bilingüe de sus estudios y un enfoque integral de los mismos”.

Asimismo, Manuela Armas manifestó que “la formación que hasta ahora han recibido, en un centro pionero por sus planteamientos educativos, y la que continuarán en los próximos años les convertirán en personas que, sin olvidar sus raíces, podrán luchar para mejorar la sociedad ya sea en esta tierra o en cualquier parte del mundo porque seguirán siendo “internacionales”. Finalizó diciendo que “son nuestra esperanza y nuestro futuro, que estudien y trabajen pero que no olviden vivir y experimentar, pues su éxito será también el de quienes hemos apostado por ustedes”.

La Coral de San Ginés puso el broche final al entrañable acto con el tradicional himno universitario Gaudeamus Igitur, tras el que los asistentes disfrutaron de un cóctel en las instalaciones del hotel.




  « Volver