Momentos Mágicos: la estimulación temprana en los bebés


Los  momentos mágicos que dentro del proceso de estimulación  se crean con el niño alimentaran e inspiraran el resto de tu vida. 

 

Del mismo modo que le enseñamos a decir mamá o papá, repitiendo  una y otra vez  podemos también a enseñarles a leer, a caminar, a gatear, lograr un pensamiento matemático, e incluso desarrollar aspectos sensoriales y sociales. La repetición sistemática y secuencial de estímulos y  ejercicios  y de actividades con base científica, refuerzan las áreas neuronales de los bebés.

 

Desde nuestra aula durante el proceso de estimulación no sólo se potenciará adecuadamente el desarrollo motriz, cognitivo, social y emocional del bebé, sino que también se ampliará su desarrollo individual, sus capacidades, su predisposición y su ritmo.

 

AMBIENTACIÓN PREVIA :

 

El bebé debe sentirse libre y motivado para mantener siempre unan buena autoestima durante todo el proceso de aprendizaje.  La estimulación debe a través de experiencias y habilidades crear la motivación en los niños.  “Niños motivados son niños felices “.

COMO TRABAJAMOS EL PROCESO DE ESTIMULACION

Es muy importante respetar el tiempo de respuesta del niño y a ello le damos especial relevancia, hay que elegir  un momento tranquilo para jugar siempre con ellos.  Escogemos objetos agradables al tacto, al oído y al interés del cada niño.Todos los juegos siempre van acompañados de canciones, palabras y sonrisas con mucho cariño y dulzura.

 

El juego siempre ha de ser algo placentero para ambos; educador y niño. Los estímulos trabajan desde un pequeño circuito psicomotor, pasando por texturas, colores y formas variadas, hasta los juegos heurísticos.

 



  « Volver